Servicio de Cardiología para animales de compañía

En el Centro ofrecemos nuestro Servicio de Cardiología para lo que contamos en el propio Centro   con un equipo de electrocardiografía (ECG), por el que estudiamos el ritmo, frecuencia y el comportamiento de conducción eléctrica,  realizamos fonogramas cardiacos, disponemos de equipo de rayos X y ecógrafo para el estudio cardiaco,  Tenemos Laboratorio de análisis hematológico, contamos con el Servicio de TAC concertado..

DSC02510JPG

Cuando se debe realizar  electrocardiograma (ECG) a nuestro perro o gato:

 Siempre que en una consulta o revisión se detecte un soplo cardiaco o alteración en la auscultación torácica, sonidos anormales, arritmias, o alteraciones en el pulso, datos anormales en pulsioximetría o aumento en el tiempo de relleno capilar, o que en un estudio radiográfico del tórax se observe un aumento del tamaño del corazón.

 Cuando lo deben traer a realizar un estudio siempre que observe cianosis (amoratamiento de mucosas), síncopes, debilidad, letargo o adormecimiento, obnubilación, convulsiones, desorientación, somnolencia, fatiga sin motivo, dificultad respiratoria, toses, respiración jadeante, respiración acelerada. 

En animales senior  perros de razas pequeñas y medianas y gatos a partir de los 7 y 8 años, en perros de razas grandes y gatos de razas chatas a partir de los 5 y 6 años, para realizarles el ECG dentro de chequeos sanitarios completos, en nuestros programas de medicina preventiva.

En animales que vayan a someterse a anestesia general, para cualquier intervención, por este estudio previo se puede detectar lesiones que pueden poner en peligro su vida, aunque el que tenga un electro normal no asegura que su función cardíaca sea normal, esto es que su equilibrio hemodinámico sea el adecuado, o que este ECG se mantenga durante  la anestesia, pero se debe realizar por si se detecta cualquier anomalía que nos puede hacer elegir el protocolo anestésico mas conveniente, retrasa o descartar la intervención.

También en los que la enfermedad no es cardíaca, pero puede complicarse con alteraciones cardiovasculares que compliquen o agraven el pronóstico y evolución de la enfermedad. En caso de accidente o golpes o peleas.

Siempre que se quiera descartar la existencia de patologías cardíacas en chequeos periódicos. ,